Nueve palabras que suelen traducirse mal

Las leyendas cuentan que fue una traducción errada la que le puso los cuernos al Moisés de Miguel Ángel. Bueno, probablemente se trate de un mito, o de una mala interpretación de la traducción misma. Lo cierto es que las siguientes palabras sí suelen traducirse mal, y aunque a nadie le van a poner los cuernos por ello, vale la pena fijarse bien para no caer en estas trampas comunes.

1. claim

Aunque a menudo significa querella o reclamación, no hay que olvidar que tiene también otro sentido que proviene de su uso verbal que puede traducirse como sostener, aseverar y declarar. Así, en su uso como sustantivo en esta acepción puede traducirse también por aseveración o declaración. En este uso, tiene un leve matiz negativo y puede utilizarse para distanciarse de las aseveraciones hechas por terceros. Ejemplo: He claims he knows what he’s doing.  Por lo general, se usa en cuestiones de política y al hablar de lo que se pone en las etiquetas de los productos. Por ejemplo:  «The product claims it can make you lose 50 pounds in two months».

2. reliable

Hay palabras que, por conveniencia, nos hemos acostumbrado a traducir de cierta forma y esta lista está plagada de ellas. Pues reliable es una de muchas: tan pronto la escuchamos, confiable o fiable es lo primerito que se nos viene a la cabeza. Pero hay contextos en los que simplemente cabe mal o no parece aportar sentido alguno, pues, a final de cuentas, ¿qué es la confianza? En muchos casos el término reliable tiene menos que ver con la confianza (en el sentido de trust) y más que ver con la constancia. No me lo estoy inventado, el diccionario lo dice: «consistently good in quality or performance; also to be trusted». Hay que fijarse en cómo hay dos ideas bien empacaditas en este concepto: 1) la idea de que se puede esperar un rendimiento bueno o de buena calidad constantemente, y 2) la idea de que, por lo primero, se puede confiar en él. Sin embargo, la idea de buen rendimiento o desempeño constante no está presente en confiable o fiable; ahí, lo más importante es que el objeto de tu confianza no te traicionará o defraudará. Un ejemplo: recientemente estuve trabajando con un texto relacionado al adiestramiento de perros. Se hablaba de «building reliability». Por lo general, se había traducido esa frase por «establecer la confianza», que a mí no me convence, pues de lo que se hablaba era de que el perro ejecutara una orden siempre o casi siempre que se le diera la indicación. Lo importante es que no se debe aplicar una solución cajón de sastre siempre que lo veamos. En el caso del perro, opté por usar constancia o hablar de «ejecutar la orden sin fallo» . No sé si es la mejor solución, pero al menos no confunde.

3. deliver

Por lo general, los diccionarios bilingües y la mayoría de los traductores utilizan entregar. Pero al igual que con confiable, simplemente no vale para todos los casos. Esta palabrita resulta especialmente truculenta cuando se usa como buzzword para indicar que el sujeto que realiza la acción es alguien que cumple. ¿Con qué? Pues con lo que sea. Eso es lo lindo de este lenguaje de mercadeo, que parece decir mucho sin realmente referirse a nada en específico. Aunque es cierto que deliver significa despachar o enviar, esos son sus sentidos más físicos. En realidad, deliver también esconde una metáfora, casi un juego de palabras entre su sentido físico y la idea abstracta de «satisfacer al cliente». Prueba de esto es que a veces se utiliza para hacerle promoción a productos que no son mercancías como tal, sino servicios. En inglés las palabras rara vez llevan sentido por sí solas, y suelen estar acompañadas de un objeto directo, preposición o incluso contexto que modifica su significado radicalmente:  «deliver us from evil» (¿se te ocurriría poner «entréganos del mal») ,  «deliver the news» ( ¿dirías «entregar las noticias»?),  «deliver the baby» (¿los bebés son «entregados» por el vientre de su madre?)

A veces entregar no funciona porque simplemente no tiene ese sentido metafórico de deliver, que se corresponde más con cumplir. Si se tratase de un anuncio como «We deliver», pues «cumplimos» o algo por el estilo. La idea es ponerse creativo.

4. challenge

De toda la lista, este es el único caso en que en la mayoría de los contextos se corresponde con su traducción más inmediata, o sea, reto o desafío. Sin embargo, lo que podría dificultar su traducción es el hecho de que en inglés ha adquirido (o tal vez siempre tuvo) un matiz positivo. Un challenging environment es algo deseable e incluso loable y a menudo se menciona como una característica que hace el objeto o situación que describe preferible a otros que no la tienen. En español, sin embargo, reto y desafío son en sí neutrales, con incluso algo de negatividad en desafío. El primer reto (valga la repetición) que se nos presenta es que en español existen dos posibilidades. Aunque en muchos casos pueden ser sinónimos, desafío conlleva más la idea de algo complejo de difícil solución que se interpone en el camino hacia un objetivo o situación. El reto, sin embargo, parece ser más inmediato y específico, pero casi da la idea de que se puede sobrellevar y de que se cuenta con el conocimiento y las herramientas necesarias para hacerlo. (Esto depende, sin embargo, del uso regional. En ciertos países de Suramérica retar significa reñir o reprender.) Así, reto o retar transmiten un sentido más positivo que desafío y, por ende, resulta más cercano a challenge. No obstante, por su uso contemporáneo y su matiz positivo, especialmente en el ámbito de la enseñanza, muchas veces adquiere la connotación de estimulante: «The class was not challenging enough» o «Children thrive in a challenging environment». De nuevo, no hay cajón de sastre que valga: puede hablarse de un entorno estimulante como de un entorno en que se pongan a prueba las destrezas como de entorno que presente retos intelectuales.

Finalmente, podría también entenderse challenging como un eufemismo de difícil. Sin meterme en observaciones culturales, parece que resulta más bonito decir que una tarea  «supone un reto» a que es simplemente  «difícil», puesto que admitir la dificultad de algo podría entenderse como una forma de tirar la toalla: «If this is too challenging for your students, you can try something else». ¿Qué bonito se oye, no? Si en vez de challenging dijese difficult o hard, ¿a que parecería que los estudiantes no son muy brillantes?

5. skill

Esta es otra de esas palabras con múltiples vocablos en español que suele traducirse por una sola: habilidades. En este caso, no se trata de una mala traducción como tal, sino más bien de una falta de variedad. Y sí, en ocasiones, habilidades resulta un tanto vago por ser muy general. Para ser un poco más específico, existen tres posibilidades: competencias, destrezas e incluso aptitud. Por ejemplo:

He’s very skilled at math: Tiene buena aptitud para las matemáticas.

6. want to:

Aquí entramos en terreno verbal, pero es que este en particular tiene un uso que se sale del sentido más aparente, que es obviamente, querer. Pues por ejemplo, en una oración como  «You don’t want to buy that shirt, it looks stupid» lo que realmente se quiere decir es que no se debe querer hacer lo que sea; o sea, se trata de un consejo. No sé si es porque en la cultura anglohablante predominante es de muy mala educación entrometerse en los asuntos de los demás y mucho menos andar diciéndole a la gente qué es lo que tienen o deben o deberían hacer, por lo que es preferible expresar el consejo en forma de sentimiento. En español, sin embargo, solo el que quiere sabe lo que quiere y nadie puede prescribirte ni recomendarte qué querer. Así, la oración anterior podría traducirse como  «No debes/deberías comprar esa camisa…» o  «Te recomiendo que…» y nada de  «No quieres comprar esa camisa», que suena a sesión de hipnotismo improvisado.

7. print

Con el sentido de no escribir algo en cursiva. Por ahí he llegado a ver «print clearly» traducido como «imprimir en alta resolución» en un contexto en que claramente se trataba de un formulario que había que rellenar y firmar. En español, se «escribe en letra de molde» (aunque creo que hay otras variantes regionales, pero esa es la que he usado toda la vida). Podría parecer de fácil equívoco, pero el contexto creo que nos lo debería decir todo.

8. range

Esta es bastante sencilla y, sin embargo muchos traductores caen fácilmente en la trampa del falso amigo al traducirla por rango, palabra que significa categoría. En el caso del inglés, sin embargo, range se refiere a variación y, más específicamente, a los dos extremos de un espectro.  Temperatures ranged from 19 to 25 degreesThe range of temperature should be 19 to 25 degrees. Esto lo he visto traducido por «el rango de temperatura debe estar entre los 19 y 25 grados», lo cual no tiene mucho sentido. Los rangos son para los militares, en cuyo caso en inglés pondría rank.

9. should 

Ya me ha ocurrido en varias ocasiones que revisando traducciones me encuentro con que se ha traducido este verbo modal sistemáticamente por el condicional debería. Esto sucede porque muchos aprendimos el sentido de los verbos en inglés a modo de tabla: este tiempo verbal se corresponde con este otro en castellano, y así sucesivamente. Pero quien haya hecho el más mínimo análisis comparativo del inglés y el español sabe que esas correspondencias no son cien por ciento fiables. Es imposible que lo sean. El español simplemente tiene más tiempos verbales que el inglés. Y el inglés tiene una serie de verbos llamados modales (will, should, would, might) que no tienen equivalente exacto en español. El español, aparte de tener variaciones morfológicas verbales para cada persona (algo de lo que el inglés carece, a excepción del verbo irregularsísimo to be) también cuenta con el subjuntivo y el condicional. El condicional suele corresponderse con el verbo modal would y también con could, pero existen algunos casos en los que se corresponde con el verbo should. Ahora, este último por lo general se usa para dar la indicación de deber: deber hacer algo, deber ser algo, etc. Cuando se utiliza el verbo deber en forma de condicional, debería, se le quita gran parte de su intensidad y, en vez de transmitir la idea de que lo que se debe hacer es obligatorio, se da en vez la idea de que ese algo es opcional. Comparemos: Debes ir a la farmacia a comprar medicina para la tosDeberías ir a la farmacia a comprar medicina para la tos. Así, debe utilizarse debería cuando lo que se señala es una opción aconsejable, y deber cuando es obligatorio. ¿Cómo se marcaría la diferencia entre ambas frases en inglés? Si quisiera dar el sentido de la segunda oración, le añadiría un perhaps: Perhaps you should go to the pharmacy to buy cough medicine.

Siempre, como traductores, debemos ir más allá de lo aparente y aplicarle un poco la lógica y el sentido común a lo que estamos traduciendo. ¿Realmente tiene sentido decir, en un formulario, que se ponga la firma y justo después que el documento se «imprima»? ¿Tiene sentido hablar de «rangos» de temperaturas a las que debe hornearse un suculento pastel? Cualquiera puede tener un despiste. De hecho, todos los tenemos, casi todo el tiempo. Para ver los errores, en última instancia, hace falta leer. Es decir, RELEER. Eso que parece olvidársele a algunos «profesionales» justo después de traducir.

Advertisements

What are you thinking?

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s